Aula Virtual

HISTORIA EDUCATIVA EN IBAGUE

 

Corría el año 1947 y la iglesia Adventista del Séptimo Día tomando el cometido Divino de difundir el evangelio y consolidar en la verdad a cada miembro de ella, junto con sus hijos, acepta la orientación divina expresada así:  “El Señor quiere usar a la escuela de  iglesia para ayudar a los padres en la educación y preparación de sus hijos  para el tiempo que nos espera”  también nos dice :  “dondequiera que haya algunos observadores del sábado, los padres deben unirse para proveer un lugar apropiado para una escuela diurna donde sus niños y jóvenes puedan ser instruidos” .  Por esto dentro de su proyección deciden fundar una escuela cristiana, haciéndose una realidad en el mes de febrero de 1948, ubicándola en la Cra. 6 entre calles 12 y 13 con el nombre de Liceo Betel y bajo la orientación de la profesora Irene de Quiñones.

 

Las promesas de Dios son fieles y verdaderas, por eso vemos progresar su obra y en 1962 se crea otra institución educativa en la calle 29 N° 3-96 con el nombre de: Escuela del Edén.  Esta inició con 35 alumnos distribuidos en 4 grados, bajo la dirección de la profesora Conchita de Arbeláez.

 

Así la iglesia Adventista de Ibagué, es privilegiada al tener dos instituciones educativas en la misma ciudad.

 

En 1964 el Liceo Betel junto con la iglesia ha sido notorio su crecimiento y es necesario ubicarlo en un lugar más amplio, por eso es trasladado a la Cra. 6 N° 9-49 frente al Parque Centenario con el nombre de Eugenio Plata.

 

Durante estos años, muchos maestros sin esperar de pronto el mejor salario o una recompensa terrena sino con el gran ideal que caracteriza a un maestro cristiano el cual es de edificar caracteres simétricos fundamentados en la palabra de Dios laboraron colocando todo su entusiasmo, capacidad y talento en esta magna labor sabiendo que para ellos está preparada una ciudad con fundamentos cuyo artífice y constructor es Dios.

 

Así los días y los años pasaban y las aulas educativas eran llenas con niños deseosos de prepararse integralmente, por eso de sus gargantas sonaban melodías que alababan a su Creador, sus manos eran adiestradas en trazos, figuras y componer poemas, sus mentes llenas de conocimiento; un conocimiento que los capacitó para ser ciudadanos de bien en esta tierra, líderes en su causa, emprendedores de grandes empresas y lo más importante, ciudadanos del reino de Dios.

 

El Colegio Eugenio Plata ve necesario ampliar sus servicios y en 1976 da apertura al nivel de bachillerato hasta completar el grado noveno, permitiendo que los jóvenes puedan permanecer más tiempo en sus aulas cimentando los principios.

 

Transcurre una década y nos acercamos a los años noventa y se nota la imperiosa necesidad de ampliar las instalaciones, las cuales están siendo demasiado estrechas para poder ofrecer el nivel de la Media Vocacional.

 

Es por eso que alrededor de 1990 el Pastor Arturo Weishaim siendo presidente de la Asociación del Alto Magdalena con su gran dinamismo y espíritu de desarrollo, consigue un terreno amplio donde puede construirse un colegio que brinde más comodidad y mejor servicio educativo.

 

Igualmente con el terreno y aprovechando las excelentes relaciones nacionales e internacionales de las que goza el pastor Weshaim y convencido de la promesa Divina que cuando presentemos nuestra necesidades de la debida manera delante de los que tienen medios e influencia esta podrán hacer mucho por el progreso de la causa.

 

Consiguió el dinero con el gobierno de Suecia, que permitió construir en este terreno una institución amplia, cómoda y bien representativa que pueda brindar a la ciudad de Ibagué, educación de la más alta calidad, “educación cristiana”.

 

1992 es un año especial, año para grandes desafíos aunque con un poco de incomodidad el Bachillerato es trasladado a las nuevas instalaciones ubicadas en la Primera etapa de la Ciudadela Simón Bolívar, la manzana 41.  También da apertura al nivel de la Media Vocacional y cambia su nombre de Eugenio Plata por: Colegio Adventista de Ibagué.

 

Al siguiente año, la Primaria también es llevada a las nuevas instalaciones, la planta física se termina de acondicionar y el Colegio ofrece a la comunidad la primera promoción de Bachilleres.

 

Así el Colegio comienza a darse a conocer en este nuevo sector de la ciudad constituyéndose en un pequeño refugio para estudiantes que desde los distintos puntos cardinales de la ciudad acuden a él. En la actualidad el colegio goza de buen aprecio y reconocimiento tanto de la iglesia como de toda la ciudad por su Filosofía, orientación y disciplina.

 

Ya ubicándonos hacia el año 2004 la institución se proyecta al bachillerato Técnico con énfasis en Sistemas de Información, y se hace una articulación con la CUN (Corporación Unificada Nacional) Hacia finales del año 2005 vemos la importancia de articular la institución con el SENA en la misma línea de Sistemas, analizando las ventajas económicas para que nuestros alumnos de escasos recursos pudieran continuar sus estudios tecnológicos.  En este año se gradúo la primera promoción de bachilleres técnicos. En el año 2008 se construyó el Coliseo Cubierto, con el fin de que los estudiantes tengan un lugar amplio para actividades deportivas., culturales y académicas.

 

En la actualidad la Institución solo está articulada con el SENA, y contamos con el Bachillerato Técnico y Académico, según aprobación de Secretaría de Educación expedida a finales del año 2006 donde se realizó promoción de bachilleres técnicos y académicos.